Calcula correctamente el peso de tus envíos y evita cargos innecesarios.

Con esta guía podrás declarar perfectamente el peso de tus envíos. Es muy importante hacerlo bien porque si hay alguna diferencia entre el peso que declaras y el que aparece en el escáner de la mensajería al momento de recolectar tus envíos, se cobrará un cargo extra.

Primero debes conocer el peso bruto de tus envíos, este es el peso total del paquete (incluye el peso de tu producto y el empaque).

Imaginemos que tu envío pesa 3.5 kilos. Deberás redondear al peso siguiente que aparece en Kontrol. Así este envío de ejemplo, tendrá que ser declarado en 5 kg.

Ahora debes calcular el peso volumétrico, para hacerlo mide el alto, largo y ancho de tu envío en centímetros y regístralo en Kontrol. O bien, indica si tu envío puede realizarse en un sobre. 

Así, tendrás dos medidas. El peso bruto de tu producto es 3.5kg y el peso volumétrico calculado a partir de las medidas de tu paquete. Nuestro sistema tomará la medida más grande y esta será la que se tomará en cuenta para realizar el envío.

Con estas medidas bien registradas, evitarás cargos innecesarios y tus clientes sabrás exactamente cuánto costará el envío.