Me encanta que exista un día de la dona, es uno de mis postres favoritos. Pero, ¿saben de dónde salió o por qué se festeja este día? Aquí la historia:

Todo se remonta al año de 1917, en Estados Unidos, cuando mujeres voluntarias repartían estas rosquillas a los soldados heridos de la Primera Guerra Mundial. Con relación a este suceso, en 1938 el Ejército de Salvación, en Chicago, fue quien declaró el primer viernes de cada mes de junio como el National Donut Day, con el objetivo de ayudar con la alimentación gratuita de los soldados en guerra.

Dicho lo anterior, les regalo media docena de artículos inspirados en este delicioso pan, que solo podrán encontrar en Kichink:

Cojín en forma de dona

Sea cual sea tu sabor de dona favorita, este cojín promete tener dulces sueños todas las noches.

Taza “Donut Pantone”

Siempre he sentido que mis mañanas sin tomar café no están completas, ahora siento que mi vida no puede ser feliz sin esta taza.

Case para Iphone “Donuts”

Nunca son suficientes cases para tu celular, este de donas es el pretexto perfecto para regalarte uno nuevo.

Calentador de tazas “Hot Donut”

Este calentador es el regalo perfecto para cualquier coffee lover, horas infinitas de café calientito.

Loafers “Coffee & Donuts”

No existe un combo más delicioso que una dona de chocolate y un café, y si bordamos esta combinación en unos zapatos, simplemente obtenemos perfección.

Inflable en forma de dona

Hay pequeños momentos de felicidad en la vida y estoy segura de que uno de ellos es estar de vacaciones en la playa, viendo la vida pasar en este delicioso inflable.