Las quincenas de cada mes, ese momento mágico en el que sales a ponerle aguacate a todo lo que compras. Ese par de días de gratificación absoluta, deben estar marcados con rojo en tu calendario si tienes una tienda.

No hay secreto alguno, los consumidores tienen dinero que pueden gastar en tu negocio. El secreto está en convencerlos.

Puedes comenzar a preparar la mente de tus clientes con días de anticipación. Exhibe tus productos más vendidos y genera deseo de compra de tus clientes, cada uno sabrá que se acerca la posibilidad de tener eso que necesitan.

Eso cubre el primer segmento de tus clientes, ellos que solo necesitan un recordatorio para comprar. Habrá quienes requieren un impuso mayor, un estímulo que los anime definitivamente a adquirir tus productos.

Comienza con un descuento, hasta ese entonces habrás alcanzado dos niveles de consumidores. Pero puedes ir por más, quince días después lánzate con otra promoción, ahora en envíos gratis.

Aquí puedes conocer más opciones para ofrecer envíos gratis en Kichink.

Cuando termine el mes, mide con qué promoción obtuviste mejores resultados y repite el mes siguiente, solo que ahora agrega algunas ajustes. Por ejemplo, premia a tus clientes con un cupón de descuento, esta vez no será para todos, pero asegúrate que todo el mundo se entere que conscientes a tus consumidores.

Sigue probando, seguramente en el primer trimestre de esta estrategia habrás ganado nuevos clientes y, mejor aún, habrás ganado la fidelidad de muchos que ya ni siquiera esperan una promoción para comprar en tu tienda Kichink.